Estrategias para perder grasa PARTE 2

Lo prometido es deuda, y voy a seguir dando las estrategias, que a mí entender falta todavía para que puedas llevar con éxito un plan de nutrición diseñado para el objetivo de perder grasa corporal. Objetivo que gracias a llevar lo mejor posible estas estrategias, permitirán que lo hagas, minimizando al máximo tanto la pérdida de masa muscular, como el posible efecto rebote posterior.

Sin más preámbulos, continuo.

  • Come suficiente proteína.

Existe muchísima controversia en cuanto a la cantidad de proteína que una persona debe ingerir diariamente. Evidentemente depende del contexto nutricional en el que nos encontremos también habrá diferencias. Por ejemplo, durante muchísimos años se ha priorizado una cantidad moderada de proteína, y una gran cantidad de hidratos de carbono en dietas con el objetivo de un aumento de masa muscular. Este tipo de tendencias se llevaba en círculos culturistas durante muchos años atrás con relativo éxito.

También se han visto algunas tribus de nuestro planeta, que además son las que tienen records de longevidad en sus habitantes, un moderado o bajo consumo de proteínas en su dieta.

Existen gran cantidad de estudios, que tiran hacia un lado y hacia otro, es decir hacia mucha y otros hacia poca proteína. De lo que parecen estar los estudios médicos en su gran mayoría, al menos en la actualidad, es, de que no va a ser perjudicial para tu salud el tomar más de 1 ó 2 gramos por kg de peso corporal.

Todo este lío de la cantidad, es porque donde sí parece que tiene relevancia por estudios es en las dietas de déficit calórico, ya que esta proteína además de ser parte estructural de la masa muscular, podría llegar incluso a ser importante como combustible, es decir, llegando a transformarse en glucosa si fuera preciso.

De esta forma resulta más sencillo recortar los hidratos de carbono, y tirar con algo de grasa y proteína alta, y en caso de déficit, siempre nos va a salvar esta última.

Os estoy liando, lo sé, pero aquí dejo mi recomendación. Si estás en un plan nutricional de déficit calórico, asegúrate de al menos introducir de 2 a 3 gramos de proteína por kg magro de peso corporal.

Se ha visto en infinidad de estudios que una dieta con déficit calórico, pero alta en proteínas, ayuda a preservar la masa muscular.

También comentaros que enfoques nutricionales como los que ofrece una dieta cetogénica, se ha visto que con dosis por debajo de los 2 gramos de proteína por peso corporal no ha habido pérdida de masa muscular significativa. Este hecho es debido a que al ser una dieta predominantemente alta en grasas, ante la falta de energía por déficit calórico, el sistema de cetosis prioriza la combustión de grasa corporal, antes que la que podría obtener de los aminoácidos musculares.

  • No elimines por completo la grasa, sobre todo si eres mujer.

Esto es todavía más complicado, pero necesario, sobre todo si eres mujer. Mucha gente se olvida de la grasa como nutriente importante. De hecho tal y como decía al final del párrafo anterior, en la dieta cetogénica este macro nutriente es clave.

Pero fuera de este protocolo nutricional, sin dudas, las grasas son determinantes para una buena salud. Puede saber más sobre las grasas en este artículo.

En torno a 1 gramo de grasa por peso corporal magro sería lo interesante de poder mantener. Un ratio algo de grasas altas en Omega 3, y si es posible con parte de él proveniente del aceite de pescado, rico en EPA y DHA.

Recordar también que a partir del colesterol de las grasas se sintetizan gran cantidad de hormonas. Si eres hombre, recordarte que la testosterona se forma a partir del mismo, y si eres mujer, necesitas ingerir grasas para mantener tus estrógenos y no correr el riesgo de sufrir una amenorrea.

El extremo de un plan de pérdida de grasa, podría llegar con niveles de grasa tan bajos como los exigidos en competiciones de fitness y culturismo, donde es más que probable, sobre todo en mujeres, que debido al recorte calórico y más concretamente de las grasas suframos de acontecimientos no deseados. Estos acontecimientos son reversibles en la mayoría de las ocasiones, y si no permaneces eternamente en ese estado de grasa tan bajo, todo debería volver a la normalidad.

  • Bebe abundante agua

A estas alturas, todos sabemos la importancia de beber agua. Pero incluido un servidor muchas veces no bebemos la suficiente. Realmente existen mecanismos como el de la sed, que nos mantienen alerta y nos recuerda la necesidad de beber, pero parece que muchas personas, sobre todo mayores, pierden esta capacidad y tienen que obligarse a consumir agua, o de lo contrario podrían tener serios problemas de salud.

El agua es vida, el 65% de nuestro cuerpo es agua, y el agua es vital para la pérdida de grasa. Ayuda a tener alto nuestro metabolismo, participa en la eliminación de tóxicos a través del hígado, y es transportadora de cuerpos cetónicos y ácidos grasos para expulsarlos del cuerpo.

Un truco muy recomendable y que puede ayudarte a quemar unas calorías extras diarias, es tomar tu agua helada. Sí, aprovecharse de la ley de la termodinámica y beber agua helada para que tu cuerpo tenga que gastar energía en acomodarla a tus 36º centígrados corporales. Este gasto energético se ha calculado que puede llegar a estar sobre las 37 calorías por litro. Sacando cuentas, si bebes al día 3 litros de agua bien fría, estarás quemando un extra de 111 calorías.  Si lo multiplicas por los 7 días de la semana, nos vamos a más de 700, y es una cifra nada despreciable y a tener en cuenta.

Otro motivo por el que deberías beber abundante agua, es la relación que tenemos de forma biológica, entre sed y hambruna. Evolutivamente vemos que una falta de agua, provoca sequía, y esta sequía va seguida de una época de hambruna.

Biológicamente sumar una dieta baja en calorías, y añadirle una restricción también en agua, simularía ese estado de sequía y hambruna. Un cuerpo que recibiera poco alimento, y poca agua, empezaría a enlentecer su metabolismo como defensa de la futura hambruna severa que se le avecina.

Si eres de los que les cuesta beber, un vaso recién levantado, un vaso antes de cada una de tus comidas principales. Un vaso de agua entre horas, y al menos 1 litro de agua antes, durante y después de tu práctica deportiva creo que serán suficientes. Si eres de los que se levantan varias veces a orinar por la noche, te recomiendo tomar tu último vaso de agua al menos 1 hora antes de acostarte.

Si quieres una cifra aproximada de agua a tomar por día haz la siguiente cuenta. Divide entre 7 el peso en kg, y el resultado serán los vasos de 250 ml de agua que deberías beber diariamente.

Si pesas 70 kg, dividido entre 7, dará como resultado 10 vasos de 250 ml, o lo que es lo mismo 2,5 litros de agua diaria. Y si es fría, ¡!! Mucho mejor!!!

  • Come sabroso y especia tus comidas.

No tiene que estar reñido el comer sabroso con una dieta para perder grasa. Otra cosa es que le añadas endulzantes artificiales o azúcar, donde entonces el hipotálamo nos reclamará junto con la insulina más comida al poco tiempo de haber comido.

A lo que me refiero es que no tiene que ser una dieta aburrida, ni sosa. De momento contarte que en dietas como la cetogénica, en la que se pierde bastante glucógeno muscular, por el hecho de reducir los carbohidratos, se tiene que aumentar la ingesta de sal. Esta sal lejos de hacernos mal en este tipo de dietas, ayudará a tener un buen balance de electrolitos en sangre, y permitirá que el cuerpo trabaje de forma eficiente.

Eliminar la sal suele ser uno de los remedios de muchos médicos aludiendo la hipertensión, cuando en muchos casos el problema es un déficit de potasio, es decir una falta del mismo por la poca ingesta de verduras en la dieta.

Deberías sazonar de forma al menos moderada tu comida, y por supuesto aumentar la cantidad de potasio natural procedente de verduras.

Las especias van a ser otro aliado para que tus comidas sean sabrosas. Además, muchas de ellas van asociadas a grandes propiedades incluso terapéuticas.

La pimienta, y la cayena, aumentarán la termogénesis, ayudándote a quemar mejor tu grasa. Mira la composición de muchos termogénicos, y verás que están dentro de sus componentes.

El jengibre tiene propiedades para mejorar el sistema inmune, reduce la inflamación, y mejora las digestiones.

La cúrcuma puede contribuir a la desintoxicación del hígado, es otro potente antiinflamatorio natural, y puede ayudar a mantener unos niveles estables de insulina.

La canela, es antimicrobiana y evita que la comida se estropee, mejora la sensibilidad a la insulina, y puede ayudar en trastornos relacionados con la resistencia a la insulina, como ovarios poliquísticos.

El ajo, si es que te gusta, a ti y a tu pareja, tiene infinidad de propiedades aparte de su particular y potente sabor. Mejora la salud cardiovascular, se le considera un gran antibiótico natural, ayudando a prevenir resfriados. También tiene propiedades antiinflamatorias, y puede ayudarte también en tus digestiones.

Así que ya estás convirtiendo esas tristes pechugas de pollo a la plancha en algo distinto y bien especiado.

  • Cuidado con las bebidas light y los edulcorantes

Lo sé. A partir de ahora soy el mismo Belcebú, porque te voy a recomendar que evites los edulcorantes, y las bebidas light, sobre todo las gaseosas.

Vamos por partes. Al estar en una restricción calórica, lo más seguro es que querrás rellenar tus huecos de “hambre”, con algo que no te “engorde”, y posiblemente tomarte una refresco zero, no te haga ganar peso directamente, pero puede tener otros efectos adversos. En definitiva tanto una bebida zero, como cualquier producto diet de dulce sabor.

El primer problema está en los estados de recompensa. El cerebro, recibe una señal de algo muy palatable, y va a despertar todas las alarmas lanzando una señal de “vamos a comernos todo”, porque precisamente estás en restricción, y le acabas de decir que tienes algo sabroso y que alimenta (aunque no tenga calorías). Esto hará que tengas hambre poco más tarde de haberte permitido ese pequeño capricho. No digo que no lo hagas, pero que tengas en cuenta lo que puede suceder. Prueba a cambiar por una infusión edulcorada con estevia natural, o incluso tomarte un caldo y verás como la cosa cambia.

Otro problema de los edulcorantes es la alteración de la flora bacteriana. Eso está ya más que demostrado, y a muchas personas les provoca gases e hinchazón.

Lo último por lo que no me gusta recomendarlos es porque se ha descubierto al menos en animales que los niveles de insulina se disparan al tomar edulcorantes. Así que no solo tu hipotálamo se despierta, sino que también tu páncreas libera insulina, con lo que la próxima vez que comas el disparo de insulina será mayor y tendrás más hambre todavía. Un lío vaya.

Toma tú la decisión, de seguir tomando o no este tipo de alimentos y bebidas. Yo particularmente te animo a elegir una zona gris. No los tomes, pero si socializas, o sales el fin de semana, no te va a pasar nada por tomarte una par de bebidas zero.

  • El ayuno como estrategia puntual

El ayuno intermitente se ha puesto muy de moda últimamente, pero creo que a veces la gente pierde el norte y abusa de esta herramienta. Como herramienta que es, tenemos que utilizarla ocasionalmente, cuando tenga cabida su función.

Existen varios enfoques, pero en este artículo lo voy a tocar muy por alto. Si quieres mas información es mejor que adquieras algún libro bien versado en la materia.

Yo lo que suelo proponer en mis planes nutricionales es utilizarlo por ejemplo después de algún acontecimiento, comida algo más libre de la cuenta.

Muchos de vosotros, seguro que os habéis puesto hasta arriba en alguna cena con amigos, y al día siguiente, como es costumbre, has vuelto a desayunar “porque toca”. Seguramente si hubieras escuchado tu cuerpo, te habrías dado cuenta de que no tenías hambre, y que estabas preparando el desayuno por una mera tradición. Aprovecha ese momento, y alarga el ayuno unas cuantas horas más, por ejemplo hasta la comida central del día.

Infinidad de beneficios tiene el ayuno, mejora la flexibilidad metabólica, permite la autofagia, mejora la sensibilidad a la insulina, ayuda en la pérdida de grasa, mejora la composición corporal,  mejora la función de la tiroides, aumenta la hormona del crecimieto….etc.

También si estás estancado y no quieres seguir recortando calorías en tus comidas, puedes prescindir de algún desayuno, o alguna cena, de forma intermitente, y hacer que el cómputo semanal siga en su proceso de déficit calórico.

  • ¿Recargas de hidratos ó comida trampa?

Sin duda lo más divertido es hacer una comida trampa, ya te estás relamiendo pensando en el salto de dieta, y este es el verdadero problema. El problema en una dieta de restricción, es que cuando nos relajamos la podemos liar parda. Mi experiencia personal, es la de un hombre con un magnífico auto control, pero que cuando mete la cuchara en el helado de chocolate, pierde casi las formas y hay que ponerle freno.

Esto me pasa  a mí, y a muchos de los que estáis leyendo ahora estas líneas. Solución no hay ninguna, pero podemos lidiar la situación con dignidad. Lo primero sería hace el salto de dieta mejor fuera de casa. Al hacerlo en un restaurante, es más fácil que te ciñas a un único postre, y no acabes con el frigorífico del establecimiento. Otra buena táctica para no liarla en exceso el día trampa, es beber abundante agua antes de la comida, y de paso pedir te de primer plato una buena ensalada. Por cierto, come despacio y mastica.

Intenta comer no por más tiempo de una hora tu comida rica en carbohidratos. Los doctores Heller, descubrieron que los niveles de insulina que lanza en páncreas ante una comida, es acorde en magnitud a la cantidad de insulina que envió en la última comida. También descubrieron que durante una comida, el páncreas lanza aproximadamente en una hora de tiempo, una segunda dosis de insulina para controlar los niveles de glucosa. Si estabas comiendo carbohidratos,  y durante esa hora sigues comiendo carbohidratos, esa segunda señal de insulina acumulará esa glucosa directamente en grasa. Así que no excederse ni con el dulce, ni con el tiempo que estás comiendo.

Mejor opción, o al menos más controlable es hacer una recarga de hidratos de carbono. Una dieta prolongada, y baja en calorías manda una señal de hambruna, y como hemos visto antes, si le sumamos actividad física, podemos llegar a un punto en que nuestro organismo se resista a seguir perdiendo grasa, y además ralentice nuestro metabolismo.

Una recarga puntual de hidratos de carbono, puede ser una buena estrategia para dar una orden a nuestro cuerpo, de que esté tranquilo, de que tenemos alimento, y de que no es preciso que reduzca nuestro metabolismo.

Para no liarla, ese día aumenta en torno a un 20% el consumo de calorías sobre el nivel de mantenimiento que tenías. Reduce la grasa a la mínima expresión, mantén de 1 a 1,5 gramos de proteína por kg de peso magro, y el resto carbohidratos.

Ideal almidones, arroz, patata, y evitar la fruta, ya que la fructosa va por otra vía que no es la muscular, y puede estropear tu estrategia.

  • Grasa rebelde

Los que habéis bajado en otras ocasiones vuestro nivel de grasa al máximo, habréis experimentado ese muro en el que, el proceso parece que se detiene. Es nuestra grasa rebele. Yo siempre digo en mí consulta que engordamos de cintura hacia cabeza,  y pies, y perdemos peso en dirección contraria, siendo la grasa de nuestra cintura en chicos, y cadera en chicas, la última en desaparecer.

Esta grasa tiene una misión evolutiva. Entre otras la de proteger nuestros órganos vitales. También las mujeres tienen más grasa alrededor de sus caderas, y zona de los tríceps, ya que son las zonas expuestas al exterior, y por ejemplo a la hora de cuidar de sus crías protegerlas dentro de su regazo.

Una peculiaridad de esta última grasa rebelde es que es de tipo saturado, y va acompañada de muy poca vascularidad. Esta vascularidad, que sí es mayor en otras zonas favorecería el transporte de esta grasa en el momento de ser movilizada.

Añadido a la falta de capilares y fluido sanguíneo por esta grasa, se une, que el tipo de adren receptores (receptores que movilizarán esta grasa con nuestra adrenalina y noradrenalina), son por su característica, más sensibles a captar grasa y por tanto a la insulina, que a ser movilizados para su beta oxidación. Resumiendo y simplificando, que tenemos que ser súper estrictos con nuestra alimentación y control de la insulina, si queremos movilizar estas grasas.

Aquí cuenta mucho la genética, y la paciencia. Muchas personas tendrán que recurrir a estrategias como el ayuno intermitente, dieta cetogénica, restricción al máximo de carbohidratos etc. Otros, tomarán el camino de sumar a estas estrategias, la de la utilización de precisamente activadores de la Beta oxidación como la efedrina, o del bloqueo  de los receptores Alfa para que no acumulen grasa, utilizando la Yohimbina para tal fin.

La mala noticia, es que ambas tienen infinidad de efectos secundarios, que no se recomienda el uso de ellas, y menos usarlas juntas,  que por último son ilegales, al menos en España.

Así que nos tocará ser pacientes, seguir férreamente la dieta, hacer ejercicio Hist intenso, utilizar nuestra estrategia de ayuno o similar. Ojo, que aquí cada uno es libre de hacer en su casa lo que quiera, pero tenéis que estar advertidos.

En cuanto a la activación del riego sanguíneo en esa zona, aquí están las famosas cremas reductoras, que algo te van a poder ayudar, pero en la mayoría de las ocasiones serán un efecto placebo, y en otras el desembolso económico no compensa al minúsculo beneficio que ofrecen.

  • Suplementos eficaces para la pérdida de grasa.

Ya os he nombrado un par de suplementos que pueden ayudar en la pérdida de grasa, pero estos eran ilegales, así que vamos a enumerar algunos legales y que podéis adquirir en tiendas de suplementación.

 

  • TERMOGENICOS

Suelen mezclar varios principios activos, y plantas, que en sinergia actúan aumentando ligeramente el metabolismo, y levemente la temperatura corporal. Algunos de estos principios tienen propiedades para estimular los beta receptores de las células grasas. Yo los recomiendo para atacar a la grasa rebelde, no los utilizo ni recomiendo con un nivel de grasa corporal elevado. La dosificación vendrá prescrita por el fabricante. Suelen contener cafeína, y otros estimulantes. Deberás abstenerte si no los toleras.

  • CARNITINA

En su versión l-carnitina, es un suplemento que ayuda al transporte de los ácidos grasos a la mitocondria. El problema está en que una dieta alta en proteínas, suele suministrar los aminoácidos de los que se compone la L-carnitina, y por tanto, como aconsejable podría estar mejor dirigida a personas con bajos índices de proteína cárnica en su dieta.  Utilizar hasta 3000 mg diarios, en desayuno, o antes del ejercicio físico.

En su versión acetyl, tiene la ventaja de que atraviesa la barrera sanguínea encefálica, por lo que ayuda a tener mejor claridad mental. Además tiene propiedades antioxidantes. Es ideal para dietas bajas en hidratos de carbono, ya que la versión l-carnitina, precisa de glucosa para ser mejor transportada y activada, y sin embargo la acetyl no. Tomar 1500 mg preferiblemente en ayunas.

  • PICOLINATO DE CROMO

El cromo es un oligoelemento esencial que está significativamente reducido en las ditas actuales. El picolinato de cromo  mejora la eficiencia de la insulina, regulando su secreción, con lo que mantiene los niveles de glucosa en sangre más estable.

Ayuda a reducir el hambre, y a su vez está implicada en el metabolismo de proteínas, grasa y carbohidratos. Se pueden tomar unos 200 mcg cada 12 horas, o tomar según peso corporal antes del entrenamiento.

  • FAT BURNER,O QUEMADORES DE GRASA

A diferencia de los termogénicos,  no suelen tener estimulantes, y se suelen centrar más en fórmulas de hierbas que actúan también en sinergia con la intención de ayudar a la movilización de grasa, disminuir el apetito, y activar la diuresis, para favorecer la expulsión de la grasa, así como de toxinas. También dosificar según el fabricante.

  • CARALLUMA

Esta planta procedente de la India, fue utilizada durante siglos por sus tribus para controlar el hambre durante sus viajes de caza, ayudando a reducir tanto la sed como el apetito.

Tiene la capacidad de ayudar al bloque de las reservas de grasa, impidiendo que se acumule más cantidad como energía. Disminuye también la formación de adipocitos nuevos. Aumenta el bolo en las digestiones con lo que aumenta la sensación de saciedad a la hora de comer. Tiene capacidad de inhibir la hormona grelina, que es la encargada de enviarnos la señal de hambre, con lo que envía a tu hipotálamo,  la señal de que estás saciado.

  • EXTRACTO DE MANGO AFRICANO

O Irvingia Gabonensis, como complemento alimenticio, actúa directamente sobre los depósitos de grasa más difícil de eliminar. Reduce la absorción de la grasa disminuyendo la cantidad de carbohidratos que se convierten y absorben el azúcar. Aumenta la secreción de adiponectina, que a mayor nivel, quema más células grasas.

Suprime la enzima convertidora de grasa que es una de las enzimas responsables de convertir los azúcares almacenados en grasas. (Glicerol-3-fosfat deshidrogenasa.)

Disminuye la presencia de receptores de grasa.  Potencia la lipólisis y glucólisis. Disminuye la lipogénesis, es decir, impide la formación de tejido adiposo.

Contribuye a la normalización de los niveles de LDL colesterol e insulina en personas obesas.

  • GARCINIA CAMBOGIA

La Garcinia Cambogia, es un árbol que crece en el sur de la India, cuya pulpa y corteza, son utilizadas a nivel terapéutico. Tiene multitud de beneficios para la salud y el control del peso.

Reduce el apetito, ayuda en la quema de grasas, mejora el estado de ánimo, reduce los niveles de colesterol y triglicéridos, favorece el rejuvenecimiento, mejora el sistema digestivo, aumenta las defensas, favorece la circulación sanguínea, y así una cantidad enorme de beneficios. Su dosificación 1200 mg por día dividido en dos tomas.

  • BLOQUEADORES DE HIDRATOS Y GRASAS

Se tratan de productos que utilizan agentes para bloquear las enzimas amilasas de los carbohidratos por un lado, y otros que se encarga de envolver las grasas y evitar que sean digeridas, y por tanto excretadas sin ser metabolizadas.

Existe mucha controversia con este tipo de suplementos. Yo personalmente nos los recomiendo de continuo, aunque he de reconocer que en momentos puntuales pueden servirnos para minimizar el impacto de una mala comida. El uso continuado de estos suplementos, lleva el problema añadido de que nos cargamos la absorción de muchos más nutrientes. Además, no pienses que es mágico, ya que puede tener algo de efecto, pero si la lías mucho en tu salto de dieta, no te va a frenar todo el desastre.

Utilízalo por ejemplo en comidas como un cumpleaños, una fiesta, boda, comunión o banquete, pero no te olvides de que el alcohol no lo va a frenar. Utilízalo según prescripción, ya que cantidades mayores pueden provocar molestias gastrointestinales.

  • Ojo con el exceso de cardio.

¡!!Otra vez el talibán de KmHist, con el tema del cardio!!!. Pues sí, pero con matices. Si eres una persona sedentaria, o con mucho sobrepeso, algo de actividad física suave, como caminar, montar en bici etc. te servirán para aumentar tu gasto energético.

Pero no cometas el error de basar tu pérdida de grasa en el ejercicio cardiovascular tradicional. Hacer alguna clase de spining, o incluso pegarse un baile con zumba, va a estar bien, pero no tienes que priorizar tus esfuerzos en torno a esto, ya que es poco eficiente en la quema de grasa. Son verdaderamente pocas las calorías que quemas con estas actividades, y el peligro estará en llevarlas al extremo, invirtiendo horas y horas de actividad suave y calmada, dónde tu masa muscular se  verá seriamente comprometida.

Evidentemente antes que quedarse en casa en el sofá, levanta el culo y vete a bailar, pero si trabajas 8 horas en una fábrica caminando arriba y abajo, con tu trabajo de fuerza Hist, bien planificado será más que suficiente y eficiente.

Recuerda como ya he dicho en otras ocasiones, que más no siempre es mejor, y en el caso del “cardio”, mucho más.

Para que veas que puedo verle sentido, indicarte, que de no hacer entrenamiento de fuerza Hist, que es sin duda la mejor opción, podrías recurrir a una estrategia de entrenamiento HIIIT, o de intervalos. El problema en la mayoría de las ocasiones para este protocolo, es que tendrás que utilizar la carrera como herramienta, y sumar la carrera “impactos”, y sobrepeso, no es una buena idea.

Utiliza un remo tipo concept, este tiene la ventaja de utilizar todo el cuerpo a la hora del trabajo, y metabólicamente es más interesante.

Otra opción sería una bicicleta robusta de spining, que permite meter la carga necesaria para aumentar tus pulsaciones durante tus intervalos.

Aunque la mejor opción sería una Airdyne, en la que no hay impacto articular, y la demanda muscular es global. Puedes echar un vistazo al protocolo del vídeo, 100 segundos de trabajo, que no te dejarán indiferente.

  • Trabaja la fuerza, trabaja HIST

Sin duda no podía faltar la pieza clave para bajar de peso de forma inteligente. Y bajar de peso de forma inteligente, supone perder grasa y mantener e incluso poder ganar masa muscular.

No busque mucho, la solución está en Hist. Hist te proveerá de un trabajo cardiovascular indirecto, provocado por el trabajo de tus músculos. En tus músculos están las mitocondrias,  las mitocondrias son el horno celular donde quemarás tu grasa.

A mayor cantidad de músculo, y mayor eficiencia del mismo, tu metabolismo estará más alto. Un cuerpo con más músculo quema más grasa y de forma más eficiente. Cada entrenamiento, unido a su conveniente descanso, lanzará la señal ancestral de que necesitas músculo para la próxima vez que entrenes intensamente, o “simulará que tienes que hacerte más fuerte, antes de la próxima carrera para salvar tu vida delante de un león”.

Además, tienes la oportunidad  de darle un enfoque más metabólico a tu entrenamiento, y si minimizas los tiempos de descanso entre ejercicios, conseguirás un mayor efecto metabólico. De forma directa, acumularás más lactato, lactato que tendrás que eliminar en las horas posteriores al ejercicio, y ¿recuerdas cual era una de las vías por las que eliminabas ese lactato?, efectivamente, la vía aeróbica, o el llamado ciclo de krebs.

Ya tienes un montón de herramientas para poder hacerlo por tu cuenta. Aunque, ya sabes, siempre tendrás la oportunidad  de delegarle esa tarea a un profesional del sector.

Si te ha gustado este artículo, y además conoces a alguien que le pueda servir de ayuda para conseguir sus objetivos, no dudes en compartirlo. Gracias por tu ayuda a su difusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *